fbpx

blog

Publicidad - Werbung - Advertising

Pacuare Lodge: Lujo y Sostenibilidad inmersos en la selva

¡Compartir este Blog!

Tuve la dicha de visitar Pacuare Lodge y debo decir que fue una experiencia chivísima. Lujo, sostenibilidad, encanto y aventura fueron los ingredientes principales que percibí en cada uno de sus rincones...

Costa Rica es un país chivísima lleno de secretos en todo su territorio. Esta vez tuve la oportunidad de visitar Pacuare Lodge, un lodge a las orillas del río del mismo nombre y rodeado de selva, seleccionado como uno de los "Unique Lodges of the World" por NatGeo. Y es que no es para menos, la combinación de sostenibilidad, aventura, lujo y descanso es una experiencia diseñada espléndidamente de principio a fin.

Todo empieza en San José...

Pacuare Lodge recoge a sus huéspedes en algunos hoteles en San José (Park Inn y Grano de Oro), ya sea porque estés hospedado en alguno de ellos o porque decidás tu pick up en ese sitio. También podés ser recogido en sus oficinas, en Barrio Escalante.

Ahora, tenés dos formas de entrar o salir del lodge: sea por vía terrestre desde San José hasta el lodge o por el río (así como lo imaginás... por rafting!). Lo más recomendado es que entrés y salgás por el río, para que disfrutés al máximo la experiencia y la aventura del rafting... pero si no, al menos no debés perderte el salir por rafting que es la parte más llena de adrenalina.

Yo nunca había hecho rafting, así que entre temerosa y valiente me arriesgué a entrar y salir por el río... aún sin saber nadar (y sigo viva!).

Después de subir a la coaster a las 06:00 aproximadamente, fuimos llevados a Bocadito de Cielo en Cervantes de Cartago para tomar nuestro desayuno. Primero, el sitio tiene una vista hermosísima y segundo, el desayuno fue muy completo y delicioso: Frutas y jugo de naranja, el tradicional gallo pinto con huevos, plátano en almíbar, queso, natilla, pancito y buen café de la zona... a penas para la remada que me esperaba!

Vista desde Bocadito de Cielo, Cervantes de Cartago

 

Desayuno en Bocadito de Cielo, Cervantes de Cartago

El momento del rafting

Después de 2 horas y media en vehículo, llegamos al put-in del rafting. Los guías nos dieron todo el equipo e instrucción necesaria para hacer el rafting in clase I y II. Entrar por rafting fue la mejor desición que tomé, ya que funciona muy bien de "práctica" para la salida donde los rápidos son clase III y IV. Por el río, el guía nos detuvo en un spot donde caminando un par de minutos, llegamos a una poza natural riquísima. Luego continuamos al lodge.

El lodge

Después de dejar toda la indumentaria y cansada de la aventura... nos recibieron con pañitos faciales fríos para refrescarnos después del rush de adrenalina por el río Pacuare. ¡Qué detallazo!

Fui llevada al bungalow y acá empezó todo el encanto! La habitación es arreglada de forma en que vos te sintás como en casa, recibido muy amenamente. Si tu bungalow está muy arriba, podés ser llevado en carritos de golf a la habitación con tu equipaje  también... otro detalle pensado a la perfección.

Bienvenida a la habitación en Pacuare Lodge

Linda Vista Suite

Mi habitación era la Linda Vista... y qué linda vista!

Todo el bungalow tenía un diseño moderno y autóctono a la vez, con detalles hechos por los mismos indígenas de la zona. Una pequeña y refrescante piscina con agua directamente del río (no clorada).

Piscina con vista al río en Linda Vista Suite de Pacuare Lodge

Cuenta con una habitación con una cama king y un sofa cama. El abanico es de bajo consumo y super silencioso, por lo que nunca entorpeció el arrullo del río por la noche ni el cantar de las ranas.

Habitación en la Linda Vista Suite de Pacuare Lodge

En el baño tenés una ducha interna, una ducha externa, una tina y más detalles... batas de baño, botas y pantuflas para salir de la ducha.

Ducha outdoor y tina en Linda Vista Suite, Pacuare Lodge

La Linda Vista tiene una par de zonas de estar: una tipo salita y otra externa con vista al río con un sofá hamaca.

Sala de estar con sofá hamaca en Linda Vista, Pacuare Lodge

Es importante decir que no hay electricidad fluida en todos los espacios: hay luz en el baño, para poder verse en el espejo, y en la habitación para la luz de la lámpara de noche y un tomacorriente extra por si necesitás cargar algún dispositivo electrónico. El resto se mantiene a la luz natural y de las velas que hay en todo el bungalow manteniendo un aura un tanto romántica, diría yo. 

También hay otras categorías de habitaciones: La Villa Jaguar la describiría como la más familiar. Cuenta con 2 habitaciones, con su cama king y un par de daybeds en la sala de estar. Cuenta con una plataforma en el árbol privada con vista al río, a penas para tomar un cafecito y leer un libro (en definitiva éste es el highlight de la Villa Jaguar).

Plataforma en los árboles de la Jaguar Villa, Pacuare Lodge

Las otras son la River Suite (en el jardín pero con el sonido del río aún de fondo), River View Deluxe que estan frente al río y la Canopy, que es especialísima porque está literalmente en la copa de un árbol, con su propio puente colgante privado con una vista increíble... muy para honeymooners.

Lo culinario 

La comida en Pacuare Lodge es básicamente deliciosa! No tienen un menú abierto, pero te dan varias opciones a escoger que son diferentes durante toda la estadía y es así, con el objeto de no generar el derroche de alimentos que suele darse en un restaurante con menú abierto. En el restaurante atienden todo tipo de solicitudes por dietas especiales: vegetariana, vegana, gluten free, pescetariana, para personas diabéticas, etcétera.

Desayuno energético en Pacuare Lodge

Otro detallazo, es que pueden organizarte una cena romántica a la luz de las velas a la orilla del río con su fogata y todo... esto por solicitud especial previa, claro está. 

Tienen también su propia producción de cerveza artesanal, una cava de vinos de lujo, y lo mejor una cocina abierta donde podés ver al staff preparando los alimentos y donde se nota el amor que ponen a cada plato.

Cena romántica en la orilla del río, Pacuare Lodge

Las experiencias en el Lodge

Como si fuera poco, podés realizar varios tours o experiencias en el lodge. Yo visité la réplica de choza indígena que tienen en la propiedad, y además realicé una caminata para conocer una pequeña catarata escondida. Por la noche recibí la charla de Sostenibilidad, esto por si querés enterarte de todas los esfuerzos que hacen para mantener toda su operación en total armonía con el ambiente.

Réplica de choza Cabécar en Pacuare Lodge

También podés hacer el Canopy, Canyoning y Birdwatching en la propiedad... en resumen, tenés mucho por hacer y descubrir en tu estancia!

Un amigo camino hacia la Catarata Escondida en Pacuare Lodge

Adicionalmente tienen un spa llamado Jawa Juü, donde ofrecen todo tipo de masajes y tratamientos terapéuticos con una hermosa vista, el sonido del agua e incluso algunos tratamientos son a la orilla del río. Éste spa cuenta con su sala de espera y dos salas de atención con dos camillas, como para tratamientos en pareja.

Jawa Juü Spa en Pacuare Lodge

El Rafting out!

Bueno, con un poco más de confianza en mí iba de salida al rafting. Algunos de mis acompañantes retrocedieron y fueron por tierra... pero yo quería vivir la experiencia completa y ver, quiénes eran los famosos rápidos clase III y IV.

¡Y los encontré! 

Todo el trayecto de salida fue pura adrenalina y para rematar con broche de oro, me fui con una de las vistas más bellas que he tenido de mi país: El Cañón de Dos Montañas. El río Pacuare es uno de los ríos más bellos en el mundo así que, aún sin saber nadar, no podía quedarme en la balsa y me lancé al agua. En ese cañón, las paredes verticales se alzan como a 100 metros de altura creo yo. El agua es deliciosa y clara. Así que mi recomendación es: dejar el miedo y hacer rafting!

Cañón de Dos Montañas, Río Pacuare

No dejo por fuera que hicimos un box lunch riquísimo en medio de la remada con agua de sapo como bebida (esta es una bebida local caribeña de tapa de dulce, jengibre y limón) y unos wraps de pollo y vegetales deliciosos!

Al llegar al punto de salida, podés tomarte una cervecita, cambiarte la ropa y esperar el transporte que te deja nuevamente en San José.

En resumen...

Pacuare lodge es una experiencia chi-ví-si-ma! Cumple con las expectativas y las sobrepasa sin esfuerzo, ya que tienen cada detalle preparado para hacer la estancia inolvidable en cada cliente. En mi visita viví la combinación perfecta de aventura, lujo y sostenibilidad en medio del río y de la selva. Descubrí el verdadero servicio al cliente, ese que es sin esfuerzo y con calidad humana.

Es para todos? Sí! Si vas en pareja es lo más romántico del mundo... yo diría que es perfecto para lunas de miel. Si vas en familia, tomá en cuenta que no se permiten niños pequeños para el rafting, pero familias con chicos mayores a 7 años pueden visitar el lodge sin problema ingresando y saliendo por tierra. 

Sin duda me encantaría volver y recomendaría visitar Pacuare Lodge al menos una vez en la vida, para vivir su encanto y magia a flor de piel.

Querés vivir esta experiencia? Podés escribirme y te daré más tips de viaje con muchísimo gusto! Pura vida!

Lunes, 22 Octubre 2018 08:49 Escrito por Judy
Valora este artículo
(1 Voto)

¡Compartir este Blog!

Google Translate - Blog



pacuare-lodge
Visto 567 veces
¡Compartir este Blog!

Publicidad - Werbung - Advertising

Judy

Email

Please let us know your name.
Please let us know your email address.
Please write a subject for your message.




Invalid Input
Please let us know your message.
Invalid Input

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.